Más relatos en cadena (Cadena Ser)

Youtubers Ya tengo los pies fríos. Han tardado una decena de segundos en alcanzar la temperatura óptima de dos grados Celsius. Mi citizen Kinetic de esfera clásica me recuerda que son otros diez los necesarios para enfriar mis rodillas. Cuando en diez más el frío alcance mis genitales, habré preparado la escena. Observo atento las... Leer más →

Los trazadores.

Era la primera vez que nos encontrábamos con un elemento no cartografiado en una ruta, por no estar, no aparecía ni en el GPS, de hecho la brújula se volvió loca a la entrada de aquel túnel que solo dejaba entrever al fondo, muy distante, una ráfaga de tenue luz. Todo comenzó  como un juego.... Leer más →

Aventura en bicicleta. @zendalibros #ZendaAventura

Cogió la bicicleta dispuesto a llegar cuanto antes al conservatorio. Tan tarde era,  que  al pretender llegar a tiempo a la clase de clarinete casi se cae en la calle Pedrizas, llamada así por la descolocación de los adoquines. Tal era el despropósito de piedras que más de cien reclamaciones tenía el ayuntamiento por torceduras... Leer más →

XII Edición de relatos en cadena.

Habría cogido alguna vez un hilván, cosido un pespunte, bordado un tapete, si mi madre no se hubiera empeñado en que debía aprender un oficio de hombres e insistido en que las agujas no eran para mí. Y así lo hice. Para dar gusto a mi madre estudié ingeniería de caminos, una carrera muy masculina,... Leer más →

Reloj de cuco. #cuentosdenavidad @zendalibros

Apagó la tele, odiaba el bombardeo de mensajes publicitarios incitando al consumismo más absurdo, “como si no se cenara más noches que esta puñetera noche”, “como si en estos días fuera obligatorio ser feliz”, se decía. Llamaron a la puerta pero no quiso abrir. “La pesada de Carmencita como todos los años, ñan, ñan, ñan,... Leer más →

Donde nunca ocurre nada.

En los pueblos pequeños y aislados todo transcurre despacio, las costumbres incólumes se hacen leyes, el progreso pasa de largo mientras el tedio se adueña de todo. El tedio tuvo la culpa, fue el desencadenante. Lejos de la élite, aquellos adolescentes, casi todos con situaciones personales complicadas, decidieron aquel día que no tenían nada que... Leer más →

Los Tanenbaum

Cuando él llegó trajo consigo la lluvia y una intensa calma. El viejo roble agradeció su presencia haciendo brillar sus hojas de un modo especial, con un verde profundo. Nunca más mostró sus galas de aquella manera el viejo guardián. El agua limpió el ambiente enrarecido de los últimos meses, parecía que no volvería a... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑