Destino @zendalibros #Heroínas

 

Me preñaron. No sé quién, eran muchos. Me dejaron tirada en la cuneta de la carretera que lleva al poblado. Estaba desgarrada y desecha, pero no lloré. Tenía doce años. Cuando el vientre se infló me repudiaron y tuve que marcharme de casa. Tampoco lloré esa vez. La única vez que he llorado fue cuando me rompieron las entrañas con una cuchilla, esa vez si lloré y fue la única. Me lo hicieron ellas y yo las quería. Lloré todo cuanto se puede llorar en una vida. Se secó la fuente de mis lágrimas aquella mañana. Ya no brotaron más.

A mi hija la parí sola y a escondidas. A escondidas robé y a escondidas vendí los restos de este cuerpo vagabundo. Poco me duele ya nada que concierna a mi piel o a mis huesos.

No he perdido la sonrisa, es más, soy feliz. Borré mis recuerdos el día que la sostuve en mis brazos. No mutilaré su cuerpo ni repudiaré su presencia por más que se tuerza la vida. Despierto cada mañana con la alegría de quien lo tiene todo y el temor de quien todo lo puede perder. Despierto con el propósito de hacer de ella una mujer libre e independiente, dueña de su vida y de sus actos. El destino hará lo que tenga que hacer, ella sabrá defenderse.

Un comentario sobre “Destino @zendalibros #Heroínas

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: